Monty Python, máximos exponentes del humor británico

(1) Monty-Python-cine

Los Monty Python encarnan a la perfección la idiosincrasia británica de los años 70. Para quien no los conozca, son un grupo de humoristas ingleses compuesto por John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones, Michael Palin y Graham Chapman que ha cultivado con virtuosismo la comedia absurda y surrealista.

Su sentido del humor escapa de lo políticamente correcto y el tono desenfadado con el que diseccionan la actualidad les ha procurado un rotundo éxito en el panorama internacional. Sus gags resultan completamente disparatados y guardan una excentricidad inusual. Una comedia que obligatoriamente deberíamos consumir de vez en cuando.

(2) Monty-Python- gorda

Se armó la gorda (And Now For Something Completely Different, 1971)

Este equipo de humoristas se dió a conocer gracias a un programa de televisión llamado Monty Python’s Flying Circus (El Circo Ambulante de los Monty Python). El éxito que logró la comedia les permitió dar el salto a la gran pantalla con su primer largometraje, And Now for Something Completely Different, una recopilación de los sketches más hilarantes y populares de sus entregas en tv.

Seguro recordarán grandes genialidades como Philosophers’ Football Match, un partido de fútbol celebrado durante las Olimpiadas de Múnich de 1972 en el que se enfrentan los filósofos de Grecia (Platón, Aristóteles o Sócrates) contra los de Alemania (Kant, Nietzsche o Marx) o el aplaudido gag, The Funniest Joke in the World, en el que un hombre crea un chiste capaz de matar de la risa a cualquiera que lo escucha.

(3) Monty-Python-caballeros

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (Holy Grail, 1975)

Holy Grail es la segunda cinta del grupo británico. Ambientada en la Edad Media, su argumento se erige como una parodia de la vida moderna, en clave de sátira, que esconde una ácida crítica a los estereotipos costumbristas del momento. La historia es sencilla: el rey Arturo y sus caballeros reciben el encargo divino de salir en busca del Santo Grial.

(4) Monty-Python-bryan

La vida de Brian (Life of Brian, 1979)

El tercer largometraje de los Monty Python es considerado uno de pilares del cine de humor. Ambientada en la Palestina de la época de Cristo, La vida de Brian es una irreverente parodia de la historia del hijo de Dios. La comedia trata sobre Brian, un hombre judío que casualmente nace el mismo día que Jesús y es confundido repetidamente con el Mesías. En la escena final de la película se canta la canción más popular de los Monty Python, la cual define la filosofía positivista del grupo: “Always look on the bright side of life”.

(5) Monty-Python-vida

El sentido de la vida (The Meaning of Life, 1983)

The Meaning of Life es el último film del grupo, quizás uno de los más polémicos, tras el cual se disolvieron. Esta comedia musical de claros tintes surrealistas tiene como trama inicial explicar el sentido de la vida. Para ello, hacen un recorrido por las diferentes etapas de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte.

Los Monty Python prometieron que en la cinta ofenderían a todo el mundo y lo cumplieron. Lejos de ser una amenaza, simplemente querían demostrar que “no podemos tomarnos la vida tan en serio”, tal y como afirma el director de la película, Terry Gilliam.

En este sentido, cabe destacar el célebre sketch “Every sperm is sacred”, que no sentó muy bien al mundo eclesiástico. En él, se realiza una feroz crítica a la cultura católica, concretamente, a tópicos tan manidos como la reproducción sexual o la masturbación.

(6) Graham Chapman

Graham Chapman, una despedida con humor

Un 4 de octubre de 1989 fallece, a raíz de un cáncer, Graham Chapman. La triste noticia de su muerte conmovió a sus compañeros. Un duro golpe, más si cabe, cuando sabemos que la fecha de su muerte coincidió con los preparativos para celebrar el 20º aniversario del origen del grupo.

Como parte de la elegía de su funeral, John Cleese pronunció un discurso de despedida que no dejó indiferente. Un relato que hizo reír al público, con frases como “tenía todo menos el buen gusto constante”, y permitió recordarle con un especial cariño. Por su parte, Eric Idle cantó un fragmento de “Always Look On The Bright Side Of Life”, compuesta por él mismo, que junto a una espectacular ovación pusieron el broche final al evento. Una clara demostración de que, pese a los contratiempos en la vida, siempre hay que tener sentido del humor y no perder la sonrisa.

Un pensamiento en “Monty Python, máximos exponentes del humor británico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>