Woody Allen, un artista de cine

(1)WoodyAllenC

Desde muy joven se interesó por la comedia y por la risa. Comenzó su carrera como cómico vendiendo su particular visión de la vida en clubes nocturnos, luego a columnistas famosos, hasta que finalmente se instaló en el cine. Woody Allen cultiva un humor inteligente y afilado que progresivamente ha ido despertando las simpatías del público. Una comedia, con identidad propia, que sigue la estela de los clásicos de Keaton, Marx o Jerry Lewis.

En su mayoría, sus personajes son inadaptados sociales con un afán exagerado por juzgar a los demás, un hecho que proporciona la dosis adecuada de sarcasmo a su cine. Como curiosidad, estas creaciones se basan en la personalidad real de Allen. Son hilarantes caricaturas de sí mismo que coquetean con su neurosis y su obsesión por el psicoanálisis. De hecho, delante y detrás de cámaras, Allen tiene el mismo aire desaliñado, la misma mirada distraída y la misma sobriedad en su indumentaria.

(2)Cineautor

Cine de autor, comedia de cine

Inicia su andadura como director de cine en 1969 con el filme Toma el dinero y corre, un falso documental sobre la vida de un incompetente atracador. Continúa, en la misma línea, con obras como Bananas (1971) o Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar (1972), cintas que reflejan un especial talento para la sátira y un peculiar estilo en la narración audiovisual.

(4)Suenosseductor

Sueños de un Seductor y Annie Hall

El largometraje Sueños de un seductor (1972), con guión de Allen y la dirección de Herbert Ross, le catapultó al estrellato. Su interpretación supuso uno de los grandes hitos de su carrera. Cinco años más tarde, llega una de sus películas más galardonadas, Annie Hall, que logró el Óscar a la mejor película, al mejor director, al mejor guión original y a la mejor actriz (Diane Keaton).

(3)Manhattan

Manhattan y La rosa púrpura de El Cairo

Tras el rodaje del melodrama Interiores, Allen regresa a la comedia con Manhattan (1979), una de las más aplaudidas de su carrera. Una crónica romántica sobre un neoyorquino de mediana edad que tiene una novia de 17 años a la que no ama y una ex esposa lesbiana que cuenta las intimidades de su matrimonio en un libro.

Durante la década de los ochenta, destacan películas como La rosa púrpura de El Cairo (1985) o Hannah y sus hermanas (1986), trabajos que siguieron inspirándose en temáticas como el amor, el psicoanálisis o la comunicación en la pareja. En los noventa, su cine adquirió tintes más reflexivos. En esta línea, Delitos y faltas (1990) y Misterioso asesinato en Manhattan (1993) fueron los títulos más aclamados.

(5)CitasAllen

Las Citas de Woody Allen

Woody Allen tiene un talento innato para crear historias que nos hacen reflexionar. Su creatividad discurre por asuntos tan diversos como la cotidianidad americana, el sexo, el amor o la filosofía. Fruto de ello, nacen frases antológicas en las que despliega su sentido del humor y nos invita a pensar. Así, vamos a terminar esta historia haciendo revista a sus citas más célebres:

– “El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia”.
– “Estaba en el salón, he oído que te ahogabas, he acabado mi té con pudding y he venido en seguida”.
– “Soy lo suficientemente feo y lo suficientemente bajo como para triunfar por mí mismo”.
– “La diferencia entre la muerte y el sexo es que la muerte es algo que puede hacer uno solo y sin que nadie se ría después de ti”.
– “Si Dios ama a los pobres, ¿cómo sería si los odiara?”.

Un pensamiento en “Woody Allen, un artista de cine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>